La agenda de género, presente en el Legislativo

¿Las mujeres representan los intereses de las mujeres? Y si fuera así ¿lo hacen mejor que los hombres? Preguntas como éstas surgen ante la mayor participación de las mujeres en espacios de poder, sin embargo, no pocas veces se hacen para cuestionar este hecho, como si se plantearan las mismas dudas cuando se trata de hombres arribando a cargos públicos.

El concepto de género en la agenda pública se ubica desde la década de los 90, cuando organismos internacionales, especialmente la ONU, promovieron adoptar una perspectiva de género en las políticas y programas de los gobiernos de América Latina.

Aquí vale un recordatorio de algunos conceptos. Primero, género se entiende como el “conjunto de ideas, representaciones, prácticas y prescripciones sociales que se elaboran a partir de la diferencia anatómica entre los sexos”. De acuerdo con la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, la perspectiva de género es una herramienta conceptual y metodológica que muestra cómo la discriminación, desigualdad y exclusión de las mujeres se justifican con base en las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, por lo que, al comprender tales códigos culturales y estereotipos, la apuesta es que se pueden combatir de manera más eficaz.

Como nunca en la vida del país, las mujeres habían ocupado tantos espacios en ambas Cámaras federales y en un gran número de las legislaturas estatales, ni tampoco tantos espacios en el Gabinete. Hemos alcanzado la paridad en el Poder Legislativo, por lo que es comprensible el interés de saber si esa representación se está reflejando en propuestas y acciones a favor de reducir las brechas entre hombres y mujeres. De acuerdo con un estudio del Senado de la República, entre el 1 de septiembre de 2018 y el 10 de abril de 2019, se presentaron 95 iniciativas en materia de igualdad de género en ambas Cámaras, en contraste con los 29 proyectos presentados hace seis años en el mismo periodo. Según el mismo estudio, poco más de la mitad de estas iniciativas tienen que ver con violencia contra las mujeres en cualquiera de sus formas. Morena fue el partido que más iniciativas de igualdad de género presentó en ambas Cámaras y el 81% de las iniciativas fueron presentadas por legisladoras.

Es prematuro evaluar el impacto de es notable activismo de las legisladoras en términos de políticas y programas a mediano y largo plazo y, más importante, sí tendrán un impacto sustantivo en la vida de las mujeres, principalmente aquellas en situación de pobreza o violencia.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, anunció que en los próximos días se trabajará para aprobar las reformas constitucionales en materia de paridad de género y personas trabajadoras del hogar. En un país donde sus mujeres dedican en promedio 28.8 horas a la semana a cuidar otras personas y al trabajo doméstico no remunerado, mientras que los hombres destinan 12.4 horas, o donde las mujeres ganan una quinta parte menos que sus pares, aun cuando posean el mismo nivel educativo, se requieren de acciones del Estado y de la sociedad más contundentes. Mientras que realidades como ésta limiten las oportunidades de las mujeres a educarse, trabajar y competir en igualdad de oportunidades, quedará pendiente un tema de justicia.

Toda la información e imágenes son de FORBES
Link original: https://www.forbes.com.mx

Print Friendly, PDF & Email
No Comments Yet

Comments are closed