AL, la región más desigual del mundo

4

En estos 40 años hemos logrado avances significativos; sin embargo, hoy en día nos enfrentamos en el mundo, en nuestra región, y en México, con desafíos inconmensurables para los derechos humanos. América Latina sigue siendo la región más desigual y una de las más violentas del mundo, aseguró Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Al dictar la conferencia magistral Diálogo desde la Sociedad Civil, la cual formó parte del foro Corte IDH: 40 años por la Paz y la Justicia, en la Coordinación de Humanidades, Eduardo Ferrer subrayó que es intolerable la violencia histórica que perdura en los derechos de las mujeres.

“Millones de personas y familias enteras están en una constante búsqueda de mejores condiciones de vida y migran hacia otros países; otras tantas se encuentran en situación de desempleo. Es intolerable la violencia histórica que perdura en los derechos de las mujeres, las cifras de violencia contra ellas son alarmantes, extremadamente altas, y lamentablemente los feminicidios crecen”, reiteró.

Se observa que la corrupción y el crimen organizado –que muestran su violencia en las calles– retan como nunca antes a nuestras instituciones y democracias.

“Se advierten discursos autoritarios a los que se tilda al adversario político como el enemigo, al migrante como el causante de todos los males nacionales y a las personas defensoras de derechos humanos como aquellas que traicionan a su país”, enfatizó.

Ante Alberto Vital Díaz, coordinador de Humanidades de esta casa de estudios, así como de representantes de organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil y académicos, alertó que la institucionalidad internacional de derechos humanos “está siendo atacada como nunca antes en su historia, y corre el riesgo real de debilitarse”.

“Algunas voces, incluyendo algunos estados, expresan su preocupación, oposición o disconformidad, con respecto al derecho internacional de los derechos humanos y sus sistemas de protección”, indicó Mac-Gregor Poisot.

Por otra parte, el integrante con licencia del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de esta Universidad añadió que se observa con preocupación el crecimiento de diversas formas de discriminación y violencia frente a las diversidades humanas, por lo que se deben ampliar los esfuerzos para garantizar los derechos de los grupos sociales que han tenido que enfrentar a lo largo de su historia exclusión y discriminación.

Img_desigualdad LA

 

Cuatro décadas

Parte del Comité Académico y Editorial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Ferrer Mac-Gregor agregó que en estos 40 años de vida de la CIDH, aunque el mundo se ha transformado completamente, los derechos humanos mantienen su plena vigencia como ideal de libertad, justicia, paz, y de reconocimiento de la dignidad humana.

“Este desarrollo no hubiera sido posible sin la sociedad civil de nuestra región, sin las organizaciones en nuestro país, sin el apoyo de los organismos internacionales; por ello, recordamos a las víctimas de violaciones de derechos humanos y a las personas y organizaciones que desde las distintas áreas de la sociedad las han apoyado”, mencionó.

La Corte IDH es un tribunal que ha escuchado a las víctimas; ellas comparten lo más íntimo de sus sufrimientos y esperanzas, sus testimonios son el reflejo de la historia de nuestro continente, de América Latina, de México, con su búsqueda implacable, de memoria, verdad, justicia y reparación. Son las víctimas la razón de ser, el origen, el pasado y el futuro del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, concluyó.

Toda la información e imágenes son de Gaceta UNAM.
Link original: http://www.gaceta.unam.mx/

Print Friendly, PDF & Email